Doble protesta campesina ante el Congreso mexiquense

Este jueves dos grupos campesinos realizaron protestas ante la Cámara de Diputados del Estado de México. Una para exigir recursos suficientes para el campo y la otra para rechazar la propuesta de ley del Instituto de Seguridad Social del Estado y sus Municipios (ISSEMYM).

Al medio los contingentes se encontraron frente a la sede del Congreso del Estado, con sus cubre bocas y guardando apenas la sana distancia.

El grupo del Congreso Agrario Permanente del Estado de México (CAPEM) se pronunció en contra de reducir el gasto para el campo, tal como lo propone el proyecto de presupuesto de egresos para el próximo año que ya se discute en el seno de la cámara.

En su mensaje reclamaron que el gasto para el campo se ajuste a las condiciones actuales y alertó que “de aplicarse un recorte advertimos un escenario de vulnerabilidad y rendimientos decrecientes que impactarán la superficie sembrada, la superficie cosechada, el volumen y valor en la producción de flores, hortalizas, ganado, forrajes y maíz, principales actividades de sector agrícola en nuestro estado”.

El CAPEM acusa que para el próximo año el proyecto de presupuesto estatal reduciría cinco mil millones de pesos para el campo, dejándolo en 334 mil 875 millones de pesos, además de que plantea la eliminación del Fideicomiso Instituido en Relación con el Campo (FIRA) que a nivel nacional ya desapareció.

Reducir el gasto, dicen integrantes del CAPEM, sería una falta de respeto para el sector agropecuario mexiquense, considerando que las y los campesinos y ganaderos han hecho un gran esfuerzo para mantener la producción y enfrentar la pandemia provocada por el coronavirus SARS-Cov2.

A decir de el Congreso Agrario, actualmente la pandemia por Covid-19 ha dejado en la quiebra al 60 por ciento de productores y productoras agrícolas.

UPREZ contra la Ley del ISSEMYM

La otra manifestación fue realizada por integrantes del ala docente de la Unión popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), que exige al Congreso mexiquense que detenga la aprobación del proyecto de ley del ISSEMYM, al considerar que en vez de rescatar la institución, sólo terminará por quebrarla.

El ISSEMYM enfrenta una severa crisis financiera debido a la falta de pago de cuotas de instituciones de gobierno. Pese a que en diciembre el Instituto llegó a acuerdos con sus deudores, los pagos no han sido cubiertos al cien por ciento y el monto pendiente de pago es de cinco mil millones de pesos.

Ante la falta de recursos el instituto responsable de la salud del sector burócrata mexiquense ha sido incapaz de atender a la población derechohabiente en atención médica básica, entrega de medicamentos y hasta cirugías especializadas por falta de equipo.

Ante ello la UPREZ reprochó a las y los diputados que en vez de informar sobre las auditorías realizadas al ISSEMYM, ahora quieran aprobar reformas a su ley para elevar la edad de jubilación, disminuir los montos de pensiones e incrementar las cuotas.

A decir de la militancia de la UPREZ, la nueva ley del ISSEMYM sólo servirá para que la población derechohabiente sea la que pague las deudas pendientes que tienen en quiebra al organismo, en vez de obligar a las dependencias estatales y los municipios a que cumplan con sus cuotas.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: