Ir más allá en la transformación en salud para lograr un sistema integrado, con equidad y calidad

Foto Gobierno de México

El siguiente es un comunicado de prensa de la Alianza Ciudadana por la Salud.

 

 

  • El sistema de salud, además de corrupción, padece cuatro problemas estructurales: fragmentación, inequidad, calidad deficiente y descuido de lo preventivo
  • Reconocen los esfuerzos del gobierno de atacar la corrupción y coinciden con el objetivo de lograr cobertura universal en salud
  • La inequidad del sistema de salud no será superada mientras permanezca la distinción entre derechohabientes y no derechohabientes de la seguridad social, afirman
  • Proponen mesas de trabajo para definir un plan que permita superar obstáculos para la integración del sistema y garantizar calidad en salud

Partiendo de que la salud es un derecho humano y no una prestación laboral, las organizaciones civiles agrupadas en la Alianza Ciudadana por la Salud proponen al gobierno “avanzar hacia la construcción de un sistema de salud integrado, centrado en la persona, con equidad y asequible, que fortalezca la atención primaria a la salud, sin descuidar el segundo y tercer nivel de atención y que ofrezca servicios públicos de calidad”.

En un comunicado firmado por organizaciones civiles dedicadas a promover y defender el derecho a la salud y a trabajar con pacientes de diversos padecimientos, aclaran que buscan incidir en las políticas públicas de salud “con un enfoque colaborativo y propositivo, ejerciendo nuestro derecho a la participación ciudadana y a la rendición de cuentas.

Coincidimos con la intención del presidente López Obrador y del gobierno de lograr la cobertura del sistema de salud para todas las personas, de manera equitativa. Reconocemos los esfuerzos por enfrentar la corrupción que afecta a los servicios de salud así como la prioridad pública que se le está dando a garantizar la atención en salud, asequible, sin incurrir en gastos de bolsillo”

Además de la corrupción que ha sido ya priorizada por el gobierno, destacan cuatro problemas estructurales que afectan directa y sustancialmente el ejercicio del derecho a la salud: El sistema está fragmentado, es inequitativo, está centrado en lo curativo y tiene calidad deficiente.

Las organizaciones civiles refieren que el sistema de salud está fragmentado en más de 50 instituciones de salud, pues además del IMSS y del ISSSTE, están los 32 servicios estatales de salud, los “ISSSTE” estatales y otros servicios como Pemex, Defensa y Marina. “La fragmentación genera, a su vez múltiples problemas; quizá el más importante sea la exclusión de atención médica para alrededor de 20 millones de personas”, explican.

También explican que el sistema es inequitativo por diseño, pues “la cobertura o “paquete” de atención médica provisto por las diferentes instituciones públicas de salud es distinto, generando trato diferenciado y discriminación”. Quienes viven en zonas rurales marginadas reciben un paquete mínimo de servicios. Y explican que el gasto público per cápita en salud es 40% para quienes tienen seguridad social respecto a quienes no la tienen. Por eso, afirman que “la inequidad del Sistema Nacional de Salud no será superada mientras permanezca, la distinción entre derechohabientes y no derechohabientes de la seguridad social”.

En su comunicado, la Alianza Ciudadana por la Salud muestra como el sistema se ha centrado más en lo curativo que en lo preventivo, pues solo la mitad de quienes acuden a unidades de salud reciben atención preventiva.

Muestran ejemplos de la calidad deficiente como la falta de control de enfermedades tan importantes como la diabetes y la hipertensión, donde la mitad de quienes la padecen no reciben un diagnóstico oportuno, y quienes ya han sido diagnosticados no reciben el tratamiento necesario y oportuno para evitar complicaciones. “El seguimiento más básico de control se aplica solo en la mitad de los casos para quienes tienen diabetes (52%) y en el 78% en el caso de la hipertensión”, informan.

Destacan también que las estrategias de calidad del IMSS y del ISSSTE no han sido evaluadas y que las impulsadas por la Secretaría de Salud, las evaluaciones muestran que su alcance es muy limitado o nulo. Concluyen que estas iniciativas sirven para decir que “se está haciendo algo”, aunque carecen de resultados efectivos, por lo que no basta el “acceso” a servicios sí la atención que se reciba no va a ser efectiva o incluso puede complicar los padecimientos.

La Alianza Ciudadana por la Salud presenta cuatro objetivos indisolublemente ligados para ir más allá en la transformación del sistema público de salud:

  • Garantizar el acceso a servicios de salud como derecho de todas las personas, sin importar su régimen de contrato laboral.
  • Garantizar acceso efectivo asequible para todas las personas, con equidad en su financiamiento y en la aplicación de recursos dedicados a la prestación de servicios, superando las brechas de desigualdad, el trato diferenciado y la discriminación estructural.
  • Priorizar la atención preventiva para mantener sana a la población sana, para evitar que enfermen las personas con riesgos específicos y para detectar y contener las enfermedades en sus fases iniciales, evitando sus complicaciones; sin dejar de garantizar de manera progresiva el tratamiento de todos los padecimientos, incluyendo los de baja prevalencia, tanto en el segundo como en el tercer nivel de atención.
  • Establecer un modelo de calidad en la salud centrado en las personas para la atención oportuna preventiva, curativa y especializada, de manera coordinada, efectiva y eficiente.

La Alianza Ciudadana por la Salud presenta varias propuestas específicas a fin de avanzar en la reforma al sistema pública de salud y solicitan a las autoridades de salud un espacio de diálogo así como convocar mesas de trabajo para definir el plan para lograr la integración del sistema público, garantizar su equidad y calidad y priorizar el primer nivel de atención con enfoque preventivo. El documento presentado ha sido entregado ya al Secretario de Salud por lo que esperan recibir respuesta en próximos días.

Las propuestas principales de las organizaciones civiles son:

  1. Establecer una estrategia clara y planificada que fije objetivos, metas, tiempos y responsables a fin de conseguir la integración del sistema, la cobertura y el acceso universales y la mejora de la calidad.
  2. Dar prioridad a la atención primaria en salud centrada en la persona, mediante la promoción, prevención, detección y tratamiento oportunos e integrales en los tres niveles de atención, especialmente en la etapa inicial de las enfermedades, antes de sus complicaciones
  3. Promover mecanismos de participación ciudadana efectiva en todos los niveles del sistema de salud

Las organizaciones civiles que forman la Alianza Ciudadana por la Salud son Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Aquí Nadie se Rinde, Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), La Casa de la Sal, Fundación Infantil Ronald MacDonald, Fundación Mexicana para Niñas y Niños con Inmunodeficiencias Primarias (FUMENI), Nutre a un niño, Red de Acceso, Red Mexicana Contra el Cáncer, Red por la Salud.La difusión de estas propuestas se hará desde las cuentas Alianza Ciudadana por la Salud en Facebook y @AlianzaXSalud en Twitter.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *