Edomex sin campaña a favor de los derechos de la infancia durante confinamiento

A pesar de que en México se ha registrado un incremento de la violencia contra menores edad durante la pandemia del Covid-19, en el Estado de México no se ha puesto en marcha ninguna estrategia en específico e inmediata para atender el fenómeno, admitió Cristel Yunuen Pozas Serrano, titular de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Para la funcionaria de la unidad adscrita al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, la falta de una campaña radica a nivel nacional, pues los Estados siguen los lineamientos del Gobierno Federal.

Derivado de la pandemia se está siguiendo una línea que conduce todo el tema. No hay una estrategia para la niñez y creo no es prioridad federal. Como Estado y Procuraduría estamos poniendo en práctica la coordinación interinstitucional entre Procuradurías de Protección en los tres ámbitos de gobierno para ser el mecanismo más rápido de atención para menores en riesgo. Además estamos coordinados con el 911 y las acciones del Consejo Estatal de la Mujer”.

El pasado 18 de Mayo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) urgió a las autoridades mexicanas a reforzar la protección infantil y prevenir la violencia mediante campañas informativas, llamado que el Sistema DIF del Estado de México, ha  ignorado.

Ni en  la página web del DIF estatal ni en el sitio oficial de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes como tampoco en sus redes sociales y medios de comunicación se difunde alguna campaña informativa sobre el tema, y para que la gente conozca qué hacer y a dónde dirigirse en caso de detectar maltrato infantil.

Según Pozas Serrano, la cifra de maltrato infantil en la entidad no es tan alta como se reporta en los casos de la violencia de género y se debe a que “no hay denuncias, los casos no se visibilizan”.

No obstante, advirtió que este flagelo puede ser mayor que la violencia contra las mujeres, pues no hay que pasar por alto que también éstas últimas son agresoras.

Cifras históricas

Según el informe “El camino hacia la recuperación” realizado en 2019 por la organización Save The Children’s, en México siete de cada 10 niños son víctimas de algún tipo de violencia.  Por su parte, el Balance Anual REDIM 2019 da cuenta que en nuestro país, diariamente mueren 3 6 niños, niñas y adolescentes a consecuencia de la violencia.

Infografía: cortesía de REDIM

Mientras que el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2019, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), revela que de enero de 2015 a diciembre de 2019, cinco mil 92 niños, niñas y adolescentes fueron victimas de homicidio doloso. La cifra representó cerca del 4 por ciento respecto al total nacional.

En ese mismo periodo, en el Estado de México se cometieron 512 homicidios dolosos contra menores, situándose como la segunda entidad con el mayor número de casos.

Infografía: cortesía de REDIM

El mismo Censo también documentó que durante 2018, niños, niñas y adolescentes fueron victimas de un delito sexual cada 30 minutos. Con el 96.5 por ciento, el Estado de México registró el mayor porcentaje de víctimas de delitos sexuales contra niñas y adolescentes mujeres respecto a sus pares varones.

En el olvido

En este contexto y dado que las medidas de confinamiento acentúan la situación de violencia que viven muchos menores, las organizaciones civiles Aldeas Infantiles SOS, ChildFund México, World Visión México, desde el pasado 30 de abril, también exhortaron a los tres órdenes de gobierno (Federal, Estatal y Municipal) a protegerlos ya que han permanecido invisivilizados y en el olvido. Aunque desde 2014 son sujetos de derecho conforme a la Ley General de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Los casos durante la pandemia

Del periodo del 18 de marzo al 20 de mayo, en el Estado de México se registraron un total de 367 denuncias contra el maltrato infantil. Este número representa un aumento del 20 por ciento en relación al mismo periodo del años pasado, según el reporte de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

De esa cantidad, 239 corresponden a violencia física; 69 a cuidados negligentes; 32 a violencia sexual y 27 a violencia psicológica y a otros tipo de vulneración que no se especificaron. Hasta el momento han iniciado 62 carpetas de investigación. Los menores más agredidos son los que se ubican en un rango de edad de entre 0 a 12 años.

Los municipios con mayor incidencia de violencia infantil en el lapso del aislamiento social, son Toluca, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Ecatepec, Tlanepantla, Tecámac y Tultitlán.

Esta estadística puede repuntar después de la pandemia cuando los infantes tengan un acercamiento con otros adultos ajenos a su núcleo generador de violencia, advirtió  la Procuradura.

En este punto, Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red de los Derechos de la Infancia (REDIM) coincidió en que el confinamiento reduce la posibilidad de denunciar, sobre todo porque los infantes viven con sus agresores quienes difícilmente acudirán con las autoridades.

La experiencia indica que en periodo escolar, después de un puente largo o vacaciones, son los profesores o vecinos quienes reportan cuando un niño, niña o adolescente está en riesgo.

Esto habla de una debilidad institucional, pues no hay los mecanismos de denuncia adecuados para atender la problemática, observó Mariana Pria, coordinadora de Incidencia Política en Save The Children’s.

Todavia falta mucho para que la sociedad nos conozca”, reconoció  Pozas Serrano.

A prácticamente dos meses de la pandemia, el Sistema de Desarrollo Integral para la Familia en la entidad apenas diseña una campaña para alertar y prevenir sobre la violencia infantil.

América Muñoz Herrera

América Muñoz Herrera

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Periodista con más de 13 años de trayectoria en distintos medios de Comunicación de Veracruz y el Estado de México. También ha colaborado en gobiernos municipales. Su lema es que no es un producto terminado y está en constante aprendizaje.

Ver todas las entradas de América Muñoz Herrera →

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *