Construcciones públicas y corrupción

La industria de la construcción es uno de los sectores más lucrativos.

Cuando se habla de ganar una licitación emitida por el gobierno, los participantes no solo
deben apegarse a ciertos requisitos en los que destaca la declaración de
integridad para ser elegible y poder presentar una propuesta, ya aceptados,
deberán atravesar un proceso de evaluación y análisis de sus propuestas, siendo
el ganador de esa licitación quien realice el mejor proyecto en el que se destaque:
la calidad, precio y garantías.

Sería excelente que en todas las licitaciones se aplicara este proceso,
lamentablemente no es así, ya que en muchos de los casos existe corrupción
habiéndose detectado licitaciones manipuladas para beneficiar una propuesta en
específico, sobornos, declaraciones y documentos falsos, incumplimiento de lo
descrito en el contrato, enriquecimiento ilícito, entre otros.

Este tipo de actuaciones no solo constituye una conducta anticompetitiva entre los
que desean hacer bien las cosas, si no que perjudica a la sociedad, ya que la
ejecución de estas obras constituye un impacto presupuestario alto, muchos de
estos proyectos tardan años en realizarse, otros quedan inconclusos o no se
llevan a cabo, tristemente en algunos casos los que llegan a concluir ha quedado
en evidencia el uso de material de baja calidad, cubriendo el problema solo
momentáneamente.

Uno de los proyectos estrella del actual gobierno es la construcción del Tren
Maya, licitación que gano la compañía China Communications Construction para
construir el primer tramo, la cual tiene un cumulo de acusaciones internacionales
de corrupción y pago de sobornos, siendo sancionada e inhabilitada por estas
prácticas, sin embargo, la inhabilitación termino en el 2017 y según la legislación
mexicana solo descalifica a las compañías con sanciones vigentes.

En este caso el órgano gubernamental a cargo de dicho proyecto mencionó que la compañía
gano la licitación en estricto apego a la normatividad, cabe aclarar que en 2018
una compañía subsidiada por China Communications Construction fue incluida por
Bangladesh en su lista negra por intento de soborno a funcionarios y en Canadá
fue bloqueada por intentar comprar una constructora canadiense mencionando el
gobierno de ese país que esta compañía podía poner en riesgo la seguridad
nacional.

Estos ejemplos nos traen a la mente el accidente de un tramo elevado de la línea
12 del metro de la ciudad de México, ¿qué sucedió en ese caso?, ¿mala ejecución
de la obra?, ¿falta de mantenimiento?, expertos menciona que creen que el origen
del trágico accidente fue el vencimiento de las “trabes”, aunque hay que hacer
mención que ese proyecto tiene apenas 9 años de inaugurado, pero esto son solo
especulaciones.

Sergio Alcocer, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional
Autónoma de México menciona que uno de los puntos a analizar serán las fallas
estructurales, todo peritaje lleva tiempo por lo que hay que esperar el resultado
que ofrezca una causa probable, ya en ese punto determinar responsabilidades.
Lo cierto aquí es que en cualquiera de los supuestos los perjudicados siempre
resultan ser la parte de la población más vulnerable.

Beatriz Aguilar Alejandrez

Egresada de Universidad Xochicalco con Maestría en Docencia Universitaria y Máster en Criminología, Delincuencia y Victimología por la Universidad Internacional de Valencia. Desde hace más de 16 años me enfoque en materia civil para apoyar a las familias y el bienestar de sus hijos.

Ver todas las entradas de Beatriz Aguilar Alejandrez →

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: