Grafología

Es una disciplina utilizada en diferentes campos de la investigación, uno de ellos es el ámbito forense. Su enfoque principal es el análisis de la escritura o firma plasmada en un documento, comparándolos con originales certificados, dando como resultado el peritaje de autenticidad del mismo.

En algunos casos ha sido de mucha utilidad como en la revisión de cartas póstumas de suicidas, descubriendo en algunas ocasiones que no la redacto el fallecido y esto aunado otras disciplinas y evidencias se constata que el supuesto suicidio en realidad fue un asesinato.

Esta metodología fue aprobada en el año 2000 con el fin de estudiar también la personalidad del individuo dándole un enfoque psicológico.

Las cartas póstumas auténticas son muy emocionales, ya que dejan plasmada la crisis por la que está atravesando la persona y justifican la decisión tomada. En cambio, las que no son auténticas tienen un enfoque más cognitivo, no abordan razones específicas del triste desenlace.

La grafología psicológica es una técnica que va más allá, saca a la luz aspectos de la personalidad de un individuo a través del análisis de su escritura, cada persona tiene una forma muy peculiar de escribir, la estructura que se le da a cada trazo sale de forma inconsciente, es intrínseca a uno mismo y proyecta quienes somos de forma natural.

Los expertos evalúan la relación entre una letra y otra, el tamaño, su inclinación y los espacios dejados en el papel, el orden en que se escriben, el análisis de las letras no se hace de forma individual si no como parte de un conjunto.

Según expertos estos son algunos rasgos genéricos:

Escrituras redondeadas denotan una personalidad tranquila y pasiva.

Firmas que se leen correctamente, demuestran personalidades responsables con un toque de soberbia.

Letras pequeñas describen personalidad introvertida y sensible; letras grandes, personalidad extrovertida con capacidad de adaptación.

Presión en la escritura forma suave denota sensibilidad; presión fuerte, describe que es una persona decidida con ideas y opiniones propias.

Trazos superiores, un ejemplo de ellos es la t o l, si los trazos altos son muy alargados, indica que tiene objetivos y metas.

Trazos inferiores, como la letra j o g, las curvas fuertes describen energía, la ausencia de curva significa impaciencia.

La dirección de la línea de escritura, esto es un indicador de formas de actuar, si las frases finalizan de forma ascendente la personalidad es entusiasta y emprendedora; si acaba de forma descendente indica cansancio o descontento consigo mismo.

Inclinación de las letras, si las palabras van hacia adelante o derecha, describe una personalidad abierta y comunicativa, si se inclinan hacia la izquierda denota una personalidad tímida.

Firma envolvente, este rasgo esta vinculado con la necesidad de protección y cierto aislamiento del núcleo cercano

Firma simple describe una personalidad segura, responsable y equilibrada con objetivos claros.

Firma complicada denota baja autoestima, insatisfacción y se visualiza revuelta, representa angustia.

El estudio de la grafología es muy amplio y puede ser utilizado como herramienta para conocer un poco más de la persona que deseas entrevistar, es ampliamente sugerido para selección de personal y como cualquier disciplina debe ir acompañada de otros procesos, para obtener un mejor resultado.

Beatriz Aguilar Alejandrez

Egresada de Universidad Xochicalco con Maestría en Docencia Universitaria y Máster en Criminología, Delincuencia y Victimología por la Universidad Internacional de Valencia. Desde hace más de 16 años me enfoque en materia civil para apoyar a las familias y el bienestar de sus hijos.

Ver todas las entradas de Beatriz Aguilar Alejandrez →

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: