La otra factura del mundial de Qattar 2022

Foto de supreme committee for delivery & legacy

El éxodo económico tiene un impacto considerable en una organización que genera la mayoría de sus ingresos de patrocinios y acuerdos comerciales. La FIFA factura alrededor de mil 300 millones de dólares anuales, que alcanzan unos cuatro mil cuando se juega la Copa del mundo.

Se dice que por cada partido que se juegue en el Mundial de Fútbol en Qatar habrán muerto más de 62 trabajadores. El Mundo, Sindicatos y organizaciones internacionales han vuelto a alzar la voz contra las “horribles” condiciones que soportan los trabajadores que construyen las infraestructuras para el Mundial que se celebrará en 2022.
Hasta la fecha, más de mil 420 trabajadores de Nepal, India y Bangladesh han muerto en el emirato debido a las malas condiciones de seguridad durante las obras, lo que equivale a unas 40 muertes al mes entre 2012 y 2014, según cifras confirmadas por el grupo Playfair Qatar, que aboga por defender a los trabajadores migrantes.
Pero podría haber muchos más. Según esta organización, se estima que más de 4.000 personas morirán construyendo las instalaciones deportivas hasta que se celebre el Mundial. “Es más gente de la que jugará durante la Copa”, señala Playfair Qatar.
supreme committee for delivery & legacy

Qatar no está haciendo ningún seguimiento de los fallecimientos los cuales siguen creciendo, ya que se espera un aumento del número de trabajadores migrantes en las infraestructuras de la Copa de Qatar, de medio millón a un millón. “Por cada partido que se juegue en el Mundial de 2022 habrán muerto más de 62 trabajadores”, precisando que es una estimación “conservadora”.

La mayoría de las víctimas de estos accidentes laborales muere por caídas o por golpes de objetos que caen. Incluso, las largas jornadas a temperaturas extremas provocan que otros muchos mueran a consecuencia de ataques al corazón. Por hacer una comparación, ningún trabajador murió durante la construcción de las instalaciones olímpicas de Londres 2012 y sólo dos obreros fallecieron en la construcción de sus infraestructuras de apoyo.
‘Un Estado esclavista’ Por ello, grupos como Playfair Qatar, afiliado al Congreso de Sindicatos (TUC) británico, han hecho un llamamiento a los patrocinadores de la Copa de la FIFA para que asuman su responsabilidad y denuncien la situación. “Qatar es un Estado esclavista.
La FIFA lo sabe. Los sponsors saben que Qatar es un Estado esclavista. Así que tienen una opción: ¿Quieren que sus marcas sean asociadas con eso o no?”, afirmó Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI o ITUC, en sus siglas en inglés), “Se trata del país más rico del mundo y no tienen que trabajar de esta manera…”, añadió.
La campaña se dirige a marcas internacionales para conminarles a denunciar la explotación de los trabajadores migrantes en Qatar. Por ahora, Coca−Cola, Visa y Adidas ya han emitido comunicados expresando su preocupación por esta situación e instando a la FIFA y a Qatar a realizar cambios.
“El gobierno de Qatar está defraudando a los trabajadores migrantes. El año pasado, se comprometió a mejorar los derechos laborales de los migrantes en Qatar, pero, en la práctica, no se han observado avances significativos en la protección de esos derechos”, afirma Mustafa Qadri, investigador de Amnistía Internacional sobre los derechos de los inmigrantes en el Golfo Pérsico.
Más de 1.5 millones de inmigrantes trabajan en Qatar, país que tiene una población autóctona de poco más de dos millones de personas. En Qatar no hay sindicatos ni inspecciones laborales. No es la primera vez que las organizaciones internacionales sindicales y de derechos humanos llaman la atención sobre las malas condiciones que soportan los trabajadores en Qatar.
Aquí va la cruel paradoja. Según información del portal ABC, Qatar se gastará cerca de  cien mil millones de dólares en todo lo que compete a la infraestructura relacionada con el Mundial 2022, pero sus empleados que trabajan 15 horas diarias, seis días a la semana, reciben un miserable sueldo de ocho dólares al día para sobrevivir. Lo que nos deja claro que ningún costo por auspiciar un evento como la copa del mundo es, lo suficientemente alto.

Lucía Hernández Sánchez

Vivo entre deportes y George Harrison, la música entre mis pasiones y amores.

Ver todas las entradas de Lucía Hernández Sánchez →

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: