La recepción que cambió una historia de fracasos

Inmaculada recepción (VIDEO)

Hay una rivalidad emblemática que, a lo largo de la década de los 70, emocionó a los aficionados de la NFL cada vez que se encontraban en el campo de juego. Se trata del duelo de los Raiders de Oakland frente a los Steelers de Pittsburgh.

Ambas escuadras poseían feroces defensivos y desplegaban un estilo rudo, muy físico. No se intimidaban con facilidad y no se tentaban el corazón. Si tenían la oportunidad de castigar a los oponentes, sencillamente lo hacían sin restricción alguna.

Uno de los partidos más recordados entre Raiders y Steelers es el Juego Divisional de Playoffs de la AFC en 1972. El partido se definió gracias a una de las jugadas más grandes y controvertidas en la historia de la NFL, la conocida como la: ‘Inmaculada Recepción’.

Antes de 1972, los Pittsburgh Steelers no habían ganado un campeonato de la NFL en 40 años. Pero el 23 de diciembre de 1972, el equipo tuvo su primer juego de playoffs en la historia de la franquicia. Abajo por un punto contra los Oakland Raiders, fue cuando cayó una de las jugadas más famosas y controvertidas en la historia del deporte estadounidense.

Los Steelers fueron los anfitriones del juego, y los Raiders lideraron con 22 segundos para el final, tiempo suficiente para una última jugada. El mariscal de campo Terry Bradshaw lanzó un pase al receptor John «Frenchy» Fuqua. El pase fue golpeado por el Raiders Safety Jack Tatum, o la pelota rebotó en él y fue recogido por el fullback Franco Harris justo antes de golpear el césped. Sin embargo, sucedió, Harris corrió el balón para un touchdown y una victoria de los Steelers, justo cuando se agotó el reloj.

Tomó 15 minutos despejar a los fanáticos del campo para que los Steelers pudieran patear el punto extra. Ganaron el juego, y aunque perderían la próxima semana ante los Miami Dolphins, la Inmaculada Recepción marcó un comienzo en el dominio de los Steelers sobre la NFL en la década de 1970.

NFL Films lo eligió como la mejor jugada de todos los tiempos, así como la más controvertida. La jugada fue un punto de inflexión para los Steelers, quienes revirtieron cuatro décadas de futilidad con su primera victoria en playoffs y ganaron cuatro Super Bowls para finales de la década. El nombre de la obra es un juego de palabras derivado de la Inmaculada Concepción, un dogma en la Iglesia Católica Romana. La frase fue utilizada por primera vez en el aire por Myron Cope, un comentarista deportivo de Pittsburgh que informaba sobre la victoria de los Steelers. Una mujer de Pittsburgh, Sharon Levosky, llamó a Cope la noche del juego y sugirió el nombre, que fue acuñado por su amigo Michael Ord. Cope usó el término en televisión y la frase se pegó.

Aún así, la jugada se ha vuelto más conocida por los fanáticos de los Raiders como el Inmaculado engaño.

Fue tal el impacto de dicha jugada que la misma cuenta con un monumento, la ciudad tiene dos estatuas de Harris atrapando la pelota, una incluso saludando a los viajeros en el Aeropuerto Internacional de Pittsburgh, justo al lado de George Washington.

La NFL cumple 100 años, y como esta, existen otras maravillosas jugadas que se pelean el derecho de ser reconocidas como la mejor en la historia del empariillado, al final, la mejor siempre será la de su elección.

Lucía Hernández Sánchez

Vivo entre deportes y George Harrison, la música entre mis pasiones y amores.

Ver todas las entradas de Lucía Hernández Sánchez →

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: