Libre de todas las acusaciones

 

A dos años del operativo contra la banda de Tláhuac, el ex jefe delegacional Rigoberto Salgado ha sido exculpado de todas las acusaciones en su contra

CDMX.- El pasado 20 de julio de 2017, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa se encontraba de gira de trabajo por la ex delegación Tláhuac, entregando patrullas al jefe delegacional Rigoberto Salgado Vázquez.

Colonia Zapotitla en Tláhuac, CDMX. Foto de Google Maps

Ese mismo día, sin avisar al gobernante de la capital, la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada de México, con apoyo de la Policía Federal, realizó un operativo en la colonia Zapotitla. La intención era detener al supuesto líder del llamado Cartel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, llamado “El Ojos”, quien murió esa tarde después de un enfrentamiento con marinos y policías.

El grupo criminal de Pérez Luna controlaba la distribución de drogas en la alcaldía de Tláhuac, parte de Iztapalapa y en el municipio de Chalco en el Estado de México.

Después de estos hechos el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Procuraduría General de Justicia acusó a Salgado Vázquez de tener vínculos con el líder criminal asesinado por la Marina.

Veintiún meses después de las primeras acusaciones en contra de Rigoberto Salgado Vázquez, ex jefe delegacional en Tláhuac, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México no pudo acreditar ningún delito y una a una fueron desestimadas las denuncias por enriquecimiento ilícito, ejercicio ilegal del servicio público y obstrucción y retardo de justicia, contenidas en diferentes carpetas de investigación.

Una a una se cayeron las acusaciones

El pasado 15 de mayo de 2019, Sergio Maya Manrique, agente del Ministerio Púbico adscrito a la Unidad de Investigación Sin Detenido A-4, de la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría capitalina, determinó el no ejercicio de acción penal en contra de Rigoberto Salgado Vázquez por el delito de enriquecimiento ilícito.

Este desintimiento judicial se suma a dos resoluciones de no ejercicio de acción penal por los delitos de ejercicio ilegal del servicio público y por el delito de retardo de justicia, ambas fechadas el 20 de noviembre de 2018 por el mismo agente ministerial.

Con estas resoluciones quedan sin efecto las investigaciones iniciadas por la procuraduría capitalina en contra de quien fuera jefe delegacional en Tláhuac y a quien las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México pretendieron involucrar con Felipe de Jesús Pérez Luna, apodado “El Ojos”.

Rigoberto Salgado Vázquez, siendo jefe delegacional de Tláhuac, fue imputado entre julio y septiembre de 2017 de haber participado en la contratación de familiares del líder criminal en la plantilla laboral del gobierno tlahuense, de haber brindado protección al presunto criminal para que operara sin problemas en el territorio de la demarcación y de haberse asociado con Pérez Luna para administrar un restaurante bar.

Luego de más de un año de investigación, el 15 de mayo de 2019, Sergio Maya Manrique, agente del Ministerio Púbico adscrito a la Unidad de Investigación Sin Detenido A-4, de la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría capitalina, determinó el no ejercicio de la acción penal por el delito de enriquecimiento ilícito denunciado en la carpeta de investigación CI-FSP/B/UI-1 C/D/02648/07-2017.

Esta determinación de no acción penal se sumó a la misma resolución hecha por el mismo agente del ministerio público el pasado 20 de noviembre de 2018 a las carpetas de investigación CI-FSP/B/UI-B-2 C/D/03016/08-2017 por el delito de ejercicio ilegal de servicio público y la carpeta CI-FSP/B/UI-B-2 C/D/03158/09-2017 por el delito de retardo de justicia.

En la causa penal CI-FSP/B/UI-1 C/D/02648/07-2017, la fiscalía no pudo acreditar que los bienes patrimoniales a nombre de Rigoberto Salgado o de sus hijos hayan sido producto de negocios ilícito o de desvío de recursos públicos.

En la causa CI-FSP/B/UI-B-2 C/D/03016/08-2017 por el delito de ejercicio ilegal de servicio público, tampoco pudo acreditarse que el ex jefe delegacional o su directora de Recursos Humanos, hayan operado fuera de la ley para contratar a al menos seis personas relacionadas por parentesco o amistad con Felipe de Jesús Pérez Luna (a) “El Ojos”, para que laboraran en la administración pública delegacional.

Finalmente el agente del ministerio público determinó que el ex jefe delegacional de Tláhuac tampoco obstaculizó las investigaciones por supuestos delitos de invasión de predios y homicidio en agravio de al menos una persona en la demarcación y que presuntamente era víctima de estos delitos por parte del grupo criminal que encabezaba “El Ojos”, Felipe de Jesús Pérez Luna.

A %d blogueros les gusta esto: