Opinión

El Voto del Hartazgo

En el Estado de México, las elecciones del pasado 7 de junio demostraron que los ciudadanos se expresaron con un voto de hartazgo y le pasan factura a quienes no han dado resultado como gobierno.   También descubrieron que es posible competir sin el amparo del algún color partidista. Es un buen examen general y previo a lo que será la presidencial del 2018 y claro que suenan las alarmas en partidos y grupos en el poder.

Aunque los reportes oficiales aseguran que todo transcurrió en calma y sólo hace falta esperar el conteo de los votos por parte del IEEM, la verdad es otra: más de cinco municipios continúan la pelea al argumentar que se hizo fraude, en Teotihuacán tuvo que entrar la fuerza pública para rescatar a los funcionarios electorales lo cual evitó una desgracia, en Villa Victoria hubo un asesinato que aunque lo quieran deslindar del tema político – electoral, este tipo de ejecuciones no se dan por casualidad.

Situaciones similares se observaron en Temascalcingo, Tenancingo, Tianguistenco y Juchitepec, además de la pelea legal que intentan hacer los panistas en Toluca y los priístas en Atizapán de Zaragoza, ambos, acusando a sus adversarios de manipular la elección con actos ilegales como el falseo de información, la alteración de actas y urnas, el voto de enfermos y muertos, entre otros.

También causó sorpresa la aparición de partidos nuevos como Morena y Encuentro Social, el triunfo en varios municipios de Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, esto no es más que la apertura a opciones alternadas y por otro lado, la llegada de los independientes que deben arribar a las elecciones para quedarse.

Aunque el PRI mantenga la mayoría de municipios, creo que perdió varios importantes como Naucalpan, Cuautitlán Izcalli y Huixquilucan, la tierra adoptiva de Carlos Iriarte, el actual presidente estatal del tricolor, creo que eso duele, porque si siendo comandante del partido y no puedes ganar en tu municipio es como tener pastelería y comer sólo bolillos.

El candidato del PRI en la capital, Fernando Zamora, no podrá estar tranquilo mientras no reciba su constancia de mayoría por parte del IEEM.Y si es realidad lo que pregona el abanderado azul, Juan Rodolfo Sánchez, pues le espera un pleito legal muy gordo ante las instancias electorales.

Y aún más, toda esa gente que no votó por él, (que no son pocos, incluyendo el centro de la ciudad) esperará muy pesimista que haga un gobierno diferente o por lo menos, mucho mejor que sus antecesoras, además de que se siente en la silla durante los 3 años completos, ya que ese abandono antes de concluir el mandato, es algo que no persona la ciudadanía, pues se toma como ambición política por el poder y dejar tirado el compromiso de trabajar por los ciudadanos y sus necesidades. Conéctese.

Acerca de autor

Jorge Vargas

Jorge Vargas

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: